Corte del Banco del Rey

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación Saltar a buscar
Audiencia en el Tribunal del Banco del Rey. Los acusados ​​se paran encadenados frente a la barrera de la corte. Cinco alguaciles pueden ser identificados por sus bastones. Miniatura realizada hacia 1460.

El Tribunal del Banco del Rey (o Banco de la Reina si gobernaba un monarca) fue el tribunal de justicia más alto de Inglaterra y Gran Bretaña respectivamente, después del Parlamento , desde el siglo XIII hasta 1880 .

La Corte del Banco del Rey se estableció en 1234 para suceder a la Corte de Coram Rege . El Tribunal de Coram Rege se estableció como tribunal de justicia a más tardar en 1200 durante el reinado del rey Juan el Desconocido . La corte se había reunido por última vez en mayo de 1215, [1] y después de la muerte del rey en la agitación de la Primera Guerra de los Barones en 1216, el trabajo de la corte se detuvo por completo. Después del rey Enrique III. En 1234, después de haber destituido al juez Esteban de Seagrave y no haber designado ningún sucesor como presidente del Tribunal Supremo, el Tribunal del Banco del Rey pasó a estar encabezado por Guillermo de Raleigh . amueblado. En el siglo XIII, todavía se hacía referencia a la corte como la Corte de Coram Rege [2] y, por primera vez en 1268, como el Banco del Rey. [3] La jurisdicción de la corte incluía casos legales relacionados con el monarca o sus derechos, como disputas sobre la propiedad de la corona o rupturas de la paz . Para hacer esto, se ocupó de disputas entre sujetos de alto rango, mientras que el antiguo Tribunal de Causas Comunes (también llamado Tribunal Común ) se ocupó más de casos penales. La sede de la corte era Westminster, con negociaciones que tuvieron lugar en muchas otras ciudades de Inglaterra, especialmente en el siglo XIV y luego en 1414 y 1421. La jurisdicción del Banco del Rey a menudo se superponía con la del Banco Común, especialmente en el siglo XIII, y el Banco del Rey siempre ocupaba un lugar más alto debido a su proximidad al rey. En gran parte como resultado de varias reformas llevadas a cabo entre 1318 y 1337, el Tribunal se convirtió en el tribunal de apelación más alto para juicios penales en Inglaterra. Para ello, continuó asumiendo juicios civiles en menor escala, principalmente por deudas. En el siglo XVI, King's Bench asumió cada vez más disputas de arrendamiento, lo que provocó conflictos continuos con Common Bench. Durante la Commonwealth de Inglaterra , la corte se llamaba Upper Benchdesignados y los jueces fueron nombrados por el Parlamento en lugar del Rey. Solo en los años posteriores a la restauración de la monarquía en 1660, las responsabilidades finalmente se separaron entre el Banco Común y el Banco del Rey. Sin embargo, el Banco del Rey siguió siendo el tribunal de apelación del Banco Común.

A pesar de las funciones similares, ambos tribunales tenían sus propios jueces. Si bien los jueces a menudo sirvieron tanto en el Tribunal del Rey como en el Tribunal Común durante su mandato, rara vez sirvieron en ambos tribunales al mismo tiempo. El Tribunal del Banco del Rey estaba encabezado por su propio Presidente del Tribunal Supremo y conservó su independencia hasta 1880. Luego, lo que entonces era el Tribunal del Banco de la Reina se combinó con el Tribunal de Causas Comunes y el Tribunal de Hacienda para formar el Tribunal Superior de Justicia , encabezado por el Lord Presidente del Tribunal Supremo celebrada. Dentro de esta corte formó la Queen's Bench o King's Bench Division .

Enlaces web [ Editar | editar fuente ]

Itemizaciones [ Editar | editar fuente ]

  1. Ralph V. Turner: Hombres levantados del polvo. Servicio administrativo y movilidad ascendente en la Inglaterra angevina . Filadelfia, University of Pennsylvania Press 1998, ISBN 0-8122-8129-2 , página 75.
  2. Cecil AF Meekings: Martin Pateshull y William Raleigh. En: Investigación Histórica , Vol. 26 (1953), página 172.
  3. Cecil AF Meekings, David Crook: Banco del rey y banco común en el reinado de Enrique III . Selden Society, Londres 2010, ISBN 978-0-85423-132-4 , página 147.